Comunión en la Tierra más hermosa: Cuba.

Lía es una preciosa niña de ojos muy grandes del color de la Coca-cola y tiene la misma chispa de alegría que la bebida: siempre contenta y sonriente, brillando con luz propia y sintiendo en cada momento.

Cuba: La Tierra más hermosa.

Ella vive en España y muy de cuando en cuando regresa a la tierra que la vio nacer: Cuba, para ver con el corazón, pues lo esencial es invisible a los ojos.

Corazón de ángel.

Allí se celebró una gran fiesta, pero la fiesta no era por la comunión de Lía, sino porque de nuevo estaba allí, con su gente y rodeada de todos sus amigos y familiares que tanto la querían.

Alma libre para volar.

Tan contenta estaba ella, que no dejaba de saltar, contagiando su alegría a todos los que allí se encontraban.

Las amigas 🙂

Las amigas eran cómplices de su alegría y su abuelita también la contemplaba con cariño, ternura y amor.

La abuelita.

Luego fuimos a la playa y realizamos una sesión de fotos para que ese día tan especial no se perdiera en el tiempo.

“Libre como un pájaro”.

Los días pasados en Cuba eran muy felices, pues cada vez que regresaba a la hermosa isla, se sentía libre como un pájaro: jugando en la calle todo el día con sus amigos porque apenas pasan coches y la vida transcurre en el exterior de las casas entre risas de chiquillos y juegos de pelota. No hay prisa para nada y el stress no existe en este lugar.

Pisadas en la Tierra que me hacen sentir: Cuba

Cuba: Te echaré de menos cuando regrese de nuevo a España, te llevaré muy cerquita del corazón.

Mi tierra bella: Cuba.

Disfruté mucho haciendo este reportaje, porque se que cada vez que Lía vuelva a abrir su album, recordará el olor de su Tierra, el sonido de las olas y los gritos de los niños jugando y se sentirá como en casa.

Un beso muy grande para una niña muy especial: Lía, te deseo toda la felicidad del mundo, la misma que tu trasmites a los demás con tu mirada y tu sonrisa.

Conchy Aísa.

bebes

Bienvenida al hogar Jimena.

bebes
“Angelito tierno y suave”

La espera terminó con la llegada al mundo de Jimena, un precioso y delicado regalo que cautivó a toda la familia. Parecía un angelito que la cigüeña había dejado a los pies de sus papás.

“Dulces sueños princesa”

La pequeña Jimena con su piel suave y sedosa y con apenas 52cm de altura y 3Kg y medio de peso es un precioso tesoro y es que, en el amor, el tamaño no importa.Un bombón relleno de licor, porque se nos hizo pipi dos veces durante la sesión.

bebes
“El amor de mamá”

Amor no es mirarse el uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección y eso es lo que expresa la mirada de una madre cuando contempla a su angelito mientras duerme plácidamente.

bebes
“Felices sueños princesa”

Para conocer el verdadero valor de la alegría debes de tener con quien compartirla y los hermanos se buscan hasta en los sueños y cada uno está en los sueños del otro para poder estar así siempre juntos.

bebés
“Besos de desayuno y sueños de chocolate”

Disfruta de los momentos de felicidad, ama y sé amado. El amor no puedes encontrarlo fuera. Es algo que sólo puedes generar dentro y dejar que se proyecte fuera.

“El mundo está a tus pies pequeña Jimena”

Fue un placer poder compartir un trocito de estos momentos tan tiernos y mágicos en la intimidad de vuestro hogar. Las historias de amor verdadero no tienen final y esta es la vuestra.

Jimena. La espera.

embarazadas
“La espera”

Jimena vivía en la barriguita de su mamá feliz escuchando todo lo que su alrededor pasaba.

“La espera”

Muy atenta a las caricias que de todos recibía, pues ya era una niña muy amada y deseada por sus papás y su hermanito, el pequeño Juan, que pronto iba a ser destronado.

“La espera”

Juanito, que aunque parecía no enterarse de nada por tener año y medio, no dejaba de meter el dedito en la tripita de su mamá porque sabía que un milagro había ocurrido en su interior y muy pronto se verían.

bebes
“La espera”

La sesión estuvo acompañada de mucho calor, ante la atenta mirada de Juanito, que no sabía muy bien lo que sucedía allí.

“La espera”

Cuatro días después, Jimena decidió llegar al mundo sin avisar, adelantandose unas cuantas semanas, pues estaba ansiosa por conocer a su hermanito.

Pero esto os lo contaré otro día…Ahora os deseo dulces sueños y espero que os haya gustado la historia.